Abogada María Celeste Jiménez: “Nuestro Código Civil no puede considerar a los animales como cosas”

María Celeste Jiménez (40) es abogada de la Universidad de Talca y Defensora Pública hace 8 años. Se considera una discípula de Godofredo Stutzin, padre del animalismo chileno, con quien tuvo una cercana relación. “A pesar de todo lo que él significó para el movimiento animalista, nunca le faltó humildad, y soy su discípula en eso, además del conocimiento y el enfoque a futuro de mediano y largo plazo”, comenta, y aún se emociona al recordar al fallecido activista.

11800442_10153379217741839_2238556254589906838_n

Magíster de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, y con una reciente Maestría en la California Western School of Law de San Diego, Estados Unidos, María Celeste no tiene problemas en aportar con su currículum y conocimientos a cuanto animalista lo necesite. “Al final, todos remamos para el mismo lado. El trabajo por los animales tiene que ser profesional y no importa si sea para un gran proyecto que tendrá fuerte repercusión mediática, o una tesis de grado, por ejemplo”, asegura la abogada.

Asesora en diferentes organizaciones defensoras de los animales, Jiménez redactó el proyecto de ley 6589-12 en julio de 2009, que pretende modificar la condición jurídica de los animales.

“El Código Civil define a los animales como cosas, y lo que buscamos con este proyecto es dejar de considerarlos de esa manera”, explica. Y agrega que “actualmente están las personas y las cosas, y necesitamos que haya una categoría intermedia donde vayan los animales. Intermedia, porque tampoco creo que se deba personificarlos, sino que a través de la diferencias, podemos saber las costumbres y necesidades de cada especie, y así permitir una amplia satisfacción de éstas”.

La importancia de cambiar la condición jurídica de los animales radica en armonizar el Código Penal con el Código Civil. “Por un lado el artículo 291 bis del Código Penal sanciona el delito de maltrato animal, mientras que el Civil los toma como cosas. ¿Y cómo me van a multar o meter preso por patear una mesa? Por eso debemos hacer que sea coherente”, explica.

Actualmente el proyecto de ley duerme en el Congreso, pero ya fue presentado por la misma abogada en la Comisión de Recursos Naturales, patrocinada por Fulvio Rossi, Marco Enríquez-Ominami y Álvaro Escobar.

“Ya el sólo hecho que el proyecto esté en Cámara, para nosotros es un golazo. Que se haya admitido la posibilidad de un cambio tan trascendental por los animales, en el Congreso, significa un gran avance”, comenta orgullosa la penalista.

Ley de Protección Animal

Junto a la presentación del proyecto 6589-12, María Celeste realizó las observaciones a la ley 20.380 de Protección Animal, promulgada en octubre de 2009.

Si bien el nombre motivó a muchos defensores de los animales, la abogada se opuso a diversos puntos. “El tema con esta ley es que, para mí, es poesía jurídica. Es inaplicada e inaplicable mientras no exista una institucionalidad. Por ejemplo, ¿quién se encarga de instruir a los funcionarios sobre la ley? Se debe capacitar a las policías, agentes de Aduanas y veterinarios para que se encarguen de hacer valer la ley”, asegura.

Y no sólo le ve ese problema, sino también que “no se excluye el rodeo, menciona los circos con animales, permite la experimentación en ellos y establece que en Enseñanza Básica y Media hay que educar sobre tenencia responsable, cosa que no se hace”, agrega. Además de eso, Jiménez asegura que no se tocaron temas trascendentes, como considerar el abandono a un animal como maltrato, la obligación de denuncia de parte de veterinarios, o incluir a los animales en protocolos de catástrofes.

Ante esto propone “crear un Servicio Nacional de Protección Animal, con personal especializado, quitándole atribuciones al SAG, además de reglamentar a través de la norma existente, fiscalizar y capacitar”.

Movimiento

Está contenta con el movimiento de protección de los animales porque “está generado pauta en la oferta política, siendo ya un interés social, además de existir un cambio social, cultural y humano en la consideración de los animales como seres que sienten y, a partir de ello, una responsabilidad en el sufrimiento animal y en evitarlo”, y ejemplifica diciendo que “cada vez más personas se indignan ante el maltrato animal, y pasan de la observancia a la acción, atreviéndose a denunciar”.

En cuanto al futuro, se atreve a decir que “a partir de la diversidad en el movimiento, vamos a abordar muchas áreas de protección animal. En 15 años más tendremos una mejor regulación para evitar el maltrato y un enriquecimiento de la conciencia social, que nos podría llevar a no necesitar la norma para respetar a los animales”.

Hitos en Chile:

• Artículo 291 bis del Código Penal (1989), que sanciona el maltrato animal como delito.

• Ley 20.380 de Protección Animal (2009).

• Ingreso del Proyecto de Ley de Condición Jurídica de los Animales.

• Ordenanza Municipal en la comuna de Santiago que prohíbe la instalación y funcionamiento de circos con animales.

• Creación de Programa de Esterilización y Tenencia Responsable de Perros (2015) y la mención de éste en el mensaje presidencial, reconociendo la necesidad de hacerse cargo del tema.

• Crecimiento del movimiento de protección animal en Chile en los últimos 15 años.

#No son muebles

Un grupo de rostros nacionales –como Eduardo Fuentes, Benjamín Vicuña y Carolina Varleta– se hizo parte de esta campaña que apunta a cambiar la condición jurídica de los animales. El motivo es explicado por quienes organizaron “No son muebles”: “Los animales son tratados como objetos y cosas por el derecho, lo que los deja desprotegidos en términos legales cuando son víctimas de abusos y maltratos.Los animales no son muebles, no son cosas, no son objetos ni simples artículos de propiedad privada. Los animales son nuestros amigos, nuestros compañeros, incluso algunos son parte de nuestra familia. Por eso, los animales deben ser reconocidos como ‘seres sintientes’ por la nueva Constitución, para ser sujetos de la consideración moral y el respeto que se merecen”. Si quieres firmar una petición para que esto cambie, visita: http://nosonmuebles.cl/

María Celeste Jiménez cree que en 15 años más nuestra conciencia social podría significar que no necesitaremos una ley para respetar a los animales.

Por Ricardo Cirio M.

unnamed

….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s