Iquique: Dos oficiales en servicio activo son los que dañaron placa recordatoria por Jorge Marín y William Miller

Dos oficiales en ejercicio del Ejército, y presuntamente bajo los efectos del alcohol dañaron la madrugada de este domingo, un memorial de dos detenidos desaparecidos inaugurado el pasado viernes 11 en las afueras de la Escuela de Caballería blindada del Ejército en Iquique.

memorial_rayado_iquique-730x350

El general de la VI División de Ejército John Griffiths Spielman alertó al Municipio de Iquique, sobre los daños sufridos por el monolito y placa recordatoria, instalado en las afueras del ex Regimiento de Telecomunicaciones, en memoria de los ejecutados políticos Jorge Marín (19) y William Miller (42), quienes se encuentran hasta la fecha en calidad de detenidos desaparecidos.

El mencionado monolito es una estructura de piedra, granito y la placa recordatoria, que fue pintada completamente en su frente y también en sus costados. La que fue instalada en calle Pedro Prado con Thompson e inaugurada el pasado viernes 11 de septiembre, a propósito de cumplirse 42 años del golpe militar de 1973.

Los hechos ocurrieron en horas de la madrugada de este domingo 13 de septiembre y fueron efectivos militares, de la dotación de la Escuela de Caballería Blindada, (ex Regimiento de Telecomunicaciones) quienes retuvieron a los autores del hecho. Se trata de dos oficiales en servicio activo, que pintaron con negro la placa recordatoria de mármol, y que fueron detenidos por carabineros.

Los oficiales fueron identificados como el teniente Mauricio Pacheco Urrutia, de la 2° Brigada Acorazada “Cazadores”, y el teniente Pablo Henriquez Fernandez del Centro de Entrenamiento Acorazado, quienes fueron puestos a disposicion de la justicia.

El Ejercito de Chile a través de un comunicado rechazó categóricamente los hechos sucedidos, y la actitud de los dos oficiales, iniciando una investigación interna a fin de determinar responsabilidades y adoptar medidas disciplinarias.

11990661_10206603901072127_1764284930335421797_n

De acuerdo a fuentes extraoficiales, el jefe de la VI División del Ejército, general Griffiths, manifestó su intención de reunirse con agrupación de Detenidos Desaparecidos, para pedir las disculpas a nombre de la institución, encuentro que se concretaría a primera hora de este lunes.

Confirmado: Dos oficiales en servicio activo, son los autores del “acto de barbarie”, que dañaron el monolito inaugurado este 11 de septiembre, en homenaje de Jorge Marín (19) y William Miller (42), quienes sufrieron apremios en el ex regimiento de telecomunicaciones, donde hoy funciona la Escuela de Caballería del Ejército y que después fueron muertos, fingiendo un falso enfrentamiento.

La información fue confirmada por el dirigente y ex detenido político, Luis Caroca, quien tras constatar los hechos como se consigna en nota anterior se trasladó a poner la denuncia a la Comisaría de Carabineros de Iquique. Sin embargo, como fueron efectivos de Ejército los que lograron detener a los autores, los pusieron a disposición de la policía uniformada, como indica el procedimiento.

Mediante el parte policía N° 11749, se relata la forma cómo ocurrieron los hechos. En horas de la madrugada, transitaban en un móvil particular dos oficiales en servicio activo. Bajo la influencia del alcohol, al menos del conductor, se detuvieron en la Avenida Salvador Allende, donde se levanta el recién inaugurado monolito. Y mientras uno permanecía en el auto, listo para el escape, el otro rayaba la roca conmemorativa con pintura spray.

En ese momento son sorprendidos por efectivos que estaban dentro del recinto militar, por lo cual el conductor huyó raudo y zigzagueando, dejando abandonado a su compañero. Este segundo implicado, huyo por la Avenida Salvador Allende, siendo alcanzado en la intersección de calle Bulne, ya sin capucha con la que ocultaba su rostro y sin la pintura.

Tomado el conocimiento del parte policial, el cual le fue leído, Luis Caroca señaló que entre lunes y martes la policía entrega los antecedentes a la Fiscalía, para su investigación. No obstante, el Fiscal de turno ya tomó conocimiento de los hechos y dejó en libertad a los acusados.

13 septiembre 2015

carocaPeriodista Anyelina Rojas V.- Un llamado del general de la VI División de Ejército, alertó al alcalde Jorge Soria Quiroga, sobre los daños sufridos por el monolito y placa recordatoria,  instalada este 11 de septiembre, en memoria de los ejecutados políticos  Jorge Marín (19) y William Miller (42), quienes se encuentran hasta la fecha en calidad de detenidos desaparecidos. “Es un acto de barbarie en este sitio de memoria”, declaró Luis Caroca, ex preso político y quien lideró la iniciativa en Iquique.

La voz de alerta la dio el mismo Ejército al Alcalde Soria, ya que el terreno donde se levanta la roca de granitos –de unas 5 toneladas de peso- está en terreno municipal. Mientras, que la denuncia pública la hizo el es preso político y dirigente de la Juventud Socialista para el 11 de septiembre de 1973, Luis Caroca; además, principal gestor de la idea.

Acongojado, Caroca llegó hasta el lugar declarando que se rompe todo el espíritu de la obra. “Este es un lugar de regocijo, un sitio de memoria y lo que cuenta en la placa, corresponde a vivencias  que ocurrieron acá (ex Regimiento de Telecomunicaciones), por lo tanto, no debiera ser agravante para nadie, porque sólo da cuenta de la realidad que se vivió”.

Los hechos ocurrieron en horas de la madrugada de este domingo 13 de septiembre y fueron efectivos militares, de la dotación de la Escuela de Caballería Blindada,  (ex Regimiento de Telecomunicaciones) quienes retuvieron al autor del acto vandálico. Se trata de dos oficiales en servicio activo, fanáticos que no toleraron que la verdad se exponga, por ello pintó con negro la placa recordatoria de mármol, tapando la leyenda; rayó la roca y dibujó obscenidades.

El autor fue entregado a Carabineros. “El es un militar en retiro y seguramente vivió todo esto, pero desde otro punto de vista. Seguramente fue el ejecutor de estas cosas, o parte de lo que ocurrió”.

“NO TIENE SENTIDO”

De acuerdo a los antecedentes proporcionados por Caroca, el general le señaló al alcalde Soria, que su intención es reunirse con la Corporación gestora de la iniciativa, para expresar sus disculpas, encuentro que se verificará este lunes 14, con la asistencia de Luis Caroca.

Señaló el dirigente, que le parece bien que los soldados hayan cumplido con el rol de proteger una propiedad privada, a la vez que valoró la disposición del jefe militar al tomar contacto con ellos

Calificó el hecho como un llamado de atención. “El 11 de septiembre debiera ser una fecha de paz; un llamado de tranquilidad… Ya sabemos todo lo que pasó acá y en el país. Pero es necesario que se sepa definitivamente toda  la verdad y que estos compromisos de silencio se desbloqueen para dar un salto cualitativo, con un Chile más unido y más hermano”.

Añade que el ataque destructivo  da cuenta de una realidad” porque el tema no se ha zanjado ni se ha enfrentado como debía haberse hecho. Hay gente que todavía tiene viviencias y que  ni siquiera la han trabajado con un psicólogo. Entonces aparecen estos fanatismo que no tienen que ver con la realidad que vivimos hoy”.

“No me imagino a un alemán, tratando de destruir Auschwitz, para borrar su existencia ´para que la gente no lo recuerde y lo borre de su memoria… o de otros campos de concentración que existieron en el mundo”. Ejemplifica Caroca.

BORRAR LA MEMORIA

“En Chile Han tratado de borrar nuestra memoria. Esto ya no es el telecomunicaciones, este ya no es el Telecomunicaciones, estas es otra institución  y los hombres que están acá son otros hombres, que nada tiene que ver ni cargar con la responsabilidad de los otros”.

“Ahora si quieren dar vuelta la página, ya, está bien, pero les falta primero un capítulo que tienen que darlo, antes de cambiar todas las estructuras físicas de los lugares. Eso significa, saber donde esta Jorge Marín, dónde está Wiliam Millar, por ejemplo Cuando ellos mismos entreguen la información, el capítulo se va  a cerrar. Porque los familiares, por lo menos van a tener un lugar donde ir a dejar una flor…”, añadió Luis Caroca.

Para él,  los ocurrido “es un acto  de barbarie, no tiene sentido, no se puede tapar el sol con las manos. Las  cosas que pasaron cada vez  más gente lo conoce. No tiene ningún  sentido esconder lo que aquí estaba escruto (en la placa) Y la belleza de instalar una roca que es parte de nuestra naturaleza, ¿destruirla?  ¡No tiene sentido!. No lo tiene”, concluye, sin poder evitar la emoción que se escapa a través de su mirada.

cropped-11665560_880379332044277_6961229026423673927_n-1.jpg

…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s